Martes, Junio 27, 2017
Spanish Catalan English French Galician German Irish Italian Portuguese Russian
Texto
Tópicos Tópicos Cosméticos

Cosméticos y Piel

 

Los cosméticos y todos los productos promocionados para el cuidado de la piel forman cada día, parte de nuestro quehacer diario; algunos de ellos muy estrechamente relacionados con nuestra manera de existir y otros, de uso menos frecuente.

Entre los productos mas comúnmente utilizados se encuentran las fragancias, astringentes, hidratantes, protectores solares, limpiadores y jabones, desodorantes y los productos para el cuidado del cabello y las uñas como champués, fijadores y gelatinas y esmaltes.

Muchas personas pueden tener diversos tipos de problemas por el uso de estos productos, por lo que se hace necesario conocer cuales son las reacciones adversas mas frecuentes de la piel y como escoger el producto mas apropiado, para su cuidado personal y el de sus familiares.

 

 

Reacciones adversas

En término simples, podemos clasificar las reacciones de la piel causadas por la aplicación de una sustancia o producto sobre la misma en: Dermatitis por contacto por Irritante Primario y en Dermatitis por Contacto Alérgicas o por Sensibilización.

La Dermatitis de Contacto por Irritante Primario

Ocurre en cualquier persona al estar en contacto con una sustancia agresiva para la piel, como en los casos extremos de la caída accidental o provocada de una ácido (ácido muriático, de batería de vehículo, etc.) o de un álcali (lejía). Entre los cosméticos, los irritantes más comunes son jabones, detergentes, desodorantes, tintes de cabello y champúes. El poder irritante de estas sustancias es mayor, cuando se emplean productos destinados para un cuidado y sitio específico de la piel en otras partes de nuestro cuerpo o cuando empleamos productos de uso diferente, como por ejemplo el utilizar detergente o jabón para el lavado de la ropa como jabón de baño o del cabello.

Entre las manifestaciones que se presentan en la piel dañada por estos productos están el prurito (picazón), sensación dolorosa o de quemadura, eritema (enrojecimiento de la piel) e inflamación y cuando severa, la piel se vuelve exzematosa (piel llorosa, roja, inflamada, con exudado y costras)


Dermatitis de Contacto Alérgica o por Sensibilización:

Estas manifestaciones ocurren solamente en aquellas personas que son alérgicas a uno o más ingredientes específicos de un producto. Al ponerse en contacto con dicho producto, se desencadenan una serie de fenómenos alérgicos que se manifiestan con prurito (picazón), inflamación y pequeñas pápulas, vesículas ó ampollas.

Para evitar este problema, es recomendable que las personas con pieles sensibles, utilicen marcas comerciales conocidas, sin fragancias ni colorantes. Su Dermatólogo le puede ayudar a identificar estas sustancias con los test de contacto.

Las personas atópicas o alérgicas o de pieles sensibles son más susceptibles a desarrollar una Dermatitis de Contacto Alérgica por el uso de todos los productos empleados en el cuidado personal de la piel y sus anexos y entre las que con mayor frecuencia producen estas reacciones están: Las fragancias (contenidas en productos como papel de baño, colonias, jabones); los preservativos o preservantes que son colocados en los productos para prevenir contaminación con bacterias y hongos y la lanolina que es utilizada en numerosos cosméticos y productos como acondicionadores.


Productos para el cuidado de la piel

Son aquellos utilizados para mantener la piel saludable: Astringentes, hidratantes y protectores solares.

Los astringentes remueven la grasa y residuos de jabón de la piel. Pueden contener agua, alcohol y propilenglicol con ácido salicílico. Los individuos con pieles sensibles deben usarlos cautelosamente.
Los hidratantes son efectivos para sustituir la grasa corporal impidiendo la resequedad y la producción de fisuras, arrugas y picazón por piel reseca. Las sustancias mas apropiadas son la vaselina, aceites, parafinas, urea y glicerina.

Los protectores solares son indispensables para absorber o reflejar la luz solar impidiendo el fotodaño. Pueden ser físicos o químicos y los más hipoalergénicos son los físicos que contienen

dióxido de titanio.

 

Productos para el cuidado personal

Entre estos productos tenemos los jabones, champúes, acondicionadores y desodorantes.
Los jabones y baños de burbujas remueven la suciedad, aceites corporales y bacterias previniendo el mal olor. Si son excesivamente fuertes pueden ocasionar resequedad intensa de la piel. Las personas con piel seca deben utilizar jabones suaves ó cremosos o jabones especiales como los
syndet". Sin frotar la piel y preferentemente con agua fresca, no tibia y mucho menos caliente. Después del baño deben utilizar una crema o loción hidratante.

Champúes: El champú remueve la suciedad y la oleosidad del cabello y de la piel cabelluda. Las reacciones alérgicas al champú son menos frecuentes y pueden ser observadas después del lavado en salones de belleza, donde pueden utilizar champú de muy baja calidad. Los champús menos irritantes están desarrollados para niños.

Acondicionadores: Los acondicionadores raramente producen alguna reacción cutánea.

Desodorantes y antitranspirantes - Los desodorantes impiden la proliferación bacteriana y producen un olor agradable en las zonas donde son aplicados. El componente antitranspirante ayuda a disminuir la sudoración de la piel. La irritación en la axila es frecuente si después del afeitado se aplica inmediatamente el desodorante.

Cosméticos faciales -

Son aplicados en la cara, párpados y labios.

Los llamados "make-up" o bases de maquillaje, son usados para uniformar el color de la cara. Es muy importante escoger el producto mas adecuado, que sea realmente hipoalergénico y no-comedogénico. Es decir que no produzcan lesiones de Acne por la obstrucción de los poros cutáneos. Algunas bases de maquillaje asocian protector solar, lo cual puede prevenir el fotodaño, las arrugas y el cáncer cutáneo

Cosméticos para ojos -

Los párpados poseen la piel mas sensible del cuerpo, por lo tanto deben ser tratados con mucho cuidado. Entre los cosméticos utilizados están las sombras, los delineadores y las mascaras para pestañas (rimel). Los de color mas claros y mates son menos irritantes. Los solubles en agua son todavía mejores porque se retiran con mayor facilidad y son menos irritantes La introducción accidental del producto en el ojo es la reacción alérgica ó irritante mas frecuente.

Cosméticos de labios -

Los labiales, bálsamos labiales, cremas de cacao, y los que contienen filtros solares ayudan a evitar el resecamiento y fisuración de los labios y favorecen la protección solar.

Cosméticos para el cabello -

La apariencia del cabello puede ser alterada si le cambiamos el color, su forma, brillo u ondulaciones.
Existen tintes para el cabello de diferentes tipos. Algunos de ellos son temporales y se aplican después del shampú y generalmente no causan problemas.
Sin embargo, los tintes permanentes pueden causar alergia y por esta razón deben de ser probados antes de aplicarlos, realizando un "test o prueba" en una pequeña zona del cuerpo, preferentemente en el antebrazo
La forma del cabello puede ser alterada por productos químicos o por calor. Sin embargo, el alisamiento o por el contrario, el colocar
risos o colochos en el cabello, puede dañar la estructura de éste, quemarlo o aumentar la caída. Estos procedimientos deben realizarse entre periodos no menores de tres meses.

Cosméticos para uñas -

Las uñas pueden ser coloreadas o aumentar el tamaño con prótesis artificiales.
Algunos de estos productos pueden ocasionar alergia en los dedos o en la cara y el cuello, por el contacto que se realiza al tocarse la caro con las manos. Las personas que padecen este tipo de reacciones deben utilizar productos hipoalergénicos.
En la práctica del manicure en el hogar o en los salones de belleza, se debe evitar un corte exagerado o muy redondo de las uñas. La cutícula constituye una barrera protectora muy importante para la uña y no debe de ser removida. Las uñas artificiales son pegadas con adhesivo a base de metacrilato o éster de cianoacrilato y este pegamento puede ocasionar uñas frágiles, quebradizas y amarillentas.


Para finalizar

podemos decir que los productos utilizados en la higiene personal y los cosméticos que nos ayudan a mejorar nuestra presentación y aspecto son cada vez mayores y en forma paulatina y sin darnos cuenta de esta situación, van formando parte de nuestras actividades diarias.

Por el uso inadecuado de los mismos o por su baja calidad, pueden ocasionarnos mayores problemas que ventajas. Debemos informarnos sobre su uso, leer la viñeta del producto, caducidad, componentes, efectos adversos y la manera correcta de usarlos según las indicaciones de su fabricante.

Utilizar los productos que sabemos que no nos causan problemas, Si decidimos cambiar de marca del producto, incorporarlos uno a uno en nuestro cuidado personal, para poder identificar el agresor en el momento que nos cause problemas alérgicos.

Su dermatólogo puede orientarl@ sobre como usar estos productos de la manera más segura.