Martes, Octubre 17, 2017
Spanish Catalan English French Galician German Irish Italian Portuguese Russian
Texto
Servicios de Consultorio

Radiocirugía

Radiocirugía o Electrocirugía

 

La Radiocirugía o Electrocirugía  es una tecnología utilizada en Cirugía, en la cual se utiliza la corriente eléctrica que a través de aparatos especiales, en nuestro caso utilizando un aparato de Radiofrecuencia marca Ellman, se producen ondas de radio de alta frecuencia (entre 1.7 a 4 MHz.).

Esta ondas de radio de alta frecuencia permiten al Cirujano realizar cortes quirúrgicos y coagulación en la piel de los pacientes con gran seguridad,  mínimo daño en los tejidos y una recuperación post operatoria más rápida, sin complicaciones y con poco dolor.

 

ellman_aparato ellman_aspirador

Aparato de Radiofrecuencia y Aspirador Marca Ellman

granuloma_piogen01 Granuloma Piógeno
granuloma_piogeno02 Granuloma Píógeno - Acercamiento
granuloma_piogeno03 Granuloma Piógeno - Despues de la radiocirugía
granuloma_piogeno04 Granuloma Piógeno - 8 semanas post tratamiento

Granuloma Piógeno tratado con Radiocirugía: Resultados después de 8 semanas de la radiocirugía


RADIOCIRUGÍA, RADIOFRECUENCIA O ELECTROCIRUGÍA

 

La corriente eléctrica ha sido aplicada en diferentes formas al tejido humano como una modalidad quirúrgica por más de 100 años.

Los aparatos de electrocirugía (Electrocauterio) operan generalmente en un rango de 200 a 1000 kHz. y esto hace que el electrodo que esta en contacto con el tejido se caliente, actuando como un cauterio. Aparatos de baja frecuencia, entre 100 kHz. a 500 kHz. emiten energía en forma de calor y el efecto en los tejidos es inconsistente y sin control en la absorción

Las ondas de frecuencia alta, por arriba de 1500 kHz. (1.5 MHz.) utilizada en los aparatos recientes, transmiten ondas de radio a los tejidos sin calentar el electrodo. La absorción de esta frecuencia es por el agua de las células, la superficie celular controla la profundidad de penetración con mínima alteración celular. Evaluaciones histológicas han mostrado que el rango de frecuencia entre 1.7 MHz. a 4.0 MHz. producen óptimos resultados quirúrgicos y en el rango de 4.0 MHz. la evaluación microscópica muestra cambios mínimos de 10 a 20 micras de grosor Para marcar diferencia entre la generación de equipos producto de viejas técnicas de las nuevas generaciones, algunos fabricantes lanzaron el término RADIOCIRUGIA o RADIOFRECUENCIA.

La diferencia es fundamentalmente de mercadeo, ya que la NORMA IEC 601 nos habla de "equipo electromédico que incluye los accesorios adecuados para el logro de operaciones quirúrgicas tales como corte o coagulación de tejido biológico por medio de una corriente de alta frecuencia." Aclaran que son recomendables frecuencias superiores a los 300 kilociclos, para minimizar los efectos de estimulación neuromuscular.

La Radiofrecuencia es una tecnología muy conocida en cirugía desde hace más de 70 años. Fue inventada por el Dr. William T Bovie, (Harvard, Ph.D. 1914). Junto con Harvey Cushing, ayudó a desarrollar la electro cirugía. Se le conoce generalmente como diatermia dentro del ambiente quirúrgico.

La energía de Radiofrecuencia también se usa para aplicaciones cosméticas (electrólisis) y aprobado por la FDA para la reducción permanente del pelo.

La energía eléctrica o por extensión, electromagnética, es aplicada a los tejidos por medio de electrodos. También se habla en fisiatría de electrodos si bien los elementos de aplicación son en oportunidades aislantes. En este caso se genera un campo electro-magnético, sin necesidad de existencia de contacto eléctrico.

La corriente eléctrica no importa su tipo, SIEMPRE circula de un lugar a otro. A pesar de ser obvio, se nos pasa por alto frecuentemente.

Hay dos tipos de Radiofrecuencia o diatermia:

 - Unipolar

 - Bipolar

Radiofrecuencia Unipolar:

Usa DOS electrodos: Electrodo activo y Electrodo de Retorno (Electrodo dispersivo ó Placa-paciente)

Electrodo activo puede ser:

1) De pequeña superficie y entonces concentra una gran cantidad de energía en esa superficie por lo que se puede utilizar como bisturí eléctrico o con menor intensidad para depilación eléctrica.

2) De mayor superficie y su objetivo es aumentar la temperatura en la zona de aplicación del electrodo.

Electrodo de Retorno ó Electrodo dispersivo ó Placa-paciente:
Se encuentra colocado fuera del área de tratamiento, situado en una posición oculta bajo el paciente (glúteos, espalda, etc.) y es responsable tanto o más que el electrodo activo del manejo de la energía.

Gráficamente: la energía "sale" por el electrodo activo que posee el cirujano en su mano y atravesando el cuerpo, retorna al equipo haciendo contacto con la placa-paciente.

El electrodo activo corta o coagula al aplicar importante energía en un área pequeña, mientras que el electrodo dispersivo "recoge" la misma energía en un área grande, la dispersa evitando daños en los tejidos, que tienen una determinada capacidad de absorción de energía SIN dañarse.

Es falso que ciertos equipos de depilación o coagulación trabajen sin placa-paciente. En la realidad el retorno de la corriente es "por capacidad" hacia tierra. El globo terráqueo en pleno es nuestra placa-paciente. Es el mismo camino que toma la corriente de línea cuando tocando un solo polo, recibimos una descarga.

Radiofrecuencia Bipolar:

La Radiofrecuencia Bipolar aplica ambos electrodos en la zona de tratamiento y el calor y la energía eléctrica están localizados en un pequeño volumen. El funcionamiento Bipolar es claro, la corriente circula de un extremo a otro de la pinza o el accesorio bipolar. La buena calidad de diseño del equipo determina que la corriente de "fuga" de bipolar hacia tierra o placa-paciente sea muy baja, favoreciendo el trabajo bipolar. La energía bipolar es más segura, aunque penetra menos, porque solo produce efectos entre los electrodos.

Lo atractivo de este modo de trabajo es que la corriente tiene un circuito muy corto y definido logrando una coagulación puntual, mas limpia, de total definición. Las potencias necesarias son menores. La misma acción de pinzar un vaso, contribuye a la coagulación más rápida de la íntima. Con sólo retener unos segundos, el vaso quedará sellado límpiamente.

Un vaso coagulado en modo monopolar, hace circular la energía por el tramo libre hasta ingresar al cuerpo, y de allí circula por todo el cuerpo hasta la placa paciente. Produce calor en el vaso como si fuera un cable, además de la zona de contacto de la pinza o bolita, se ven así sometidas a esfuerzo zonas mayores. Puede irradiar a nervios próximos a la zona de trabajo.

¿Cómo funciona la radiofrecuencia en los tejidos?

La Radiofrecuencia es una oscilación eléctrica/magnética y como tal, provoca agitación molecular en los tejidos, que por su constitución natural poseen gran cantidad de agua y sales siendo capaces de conducir corrientes eléctricas, aunque sin la perfección de un conductor metálico, por poseer mayor "resistencia eléctrica" al paso de la corriente.

En términos simples, podemos decir que la capacidad de conducir corriente eléctrica en un conductor, es proporcional a los electrones libres que posee. Un aislador es un material con pocos electrones libres.

En un tejido, la capacidad de conducir es proporcional a la cantidad de agua y sales que lo constituye. En otras palabras, la presencia de agua y sales disueltas configuran un "electrolito" o líquido con átomos disociados, que permite el desplazamiento de los electrones con cierta libertad.

Ejemplos de electrolito son el "ácido" de la batería de automóvil, el suero fisiológico, etc. Si tenemos en cuenta la idea de conductor eléctrico, se comprende fácilmente la causa por la que se ven afectados de distinta manera tejidos como el graso o el óseo.

EL CORTE DE TEJIDOS CON RADIOFRECUENCIA

Durante el proceso de corte se genera un campo eléctrico intenso de unas milésimas alrededor del electrodo encargado de transmitir la energía. La vaporización de agua con sales resultante de la elevación de temperatura en ese campo hace las veces de vehículo (conductor eléctrico) para la corriente.

Cuando la relación entre la velocidad de avance y la potencia empleada es la correcta, el tejido no llega a hacer contacto directo con el metal. NO toca y CORTA, como cuando se aproxima una hoja caliente a la manteca.

En este equilibrio de condiciones, el calor en los tejidos periféricos es bajo, lográndose mínimo daño.

La coagulación es buena, ya que la temperatura es más que suficiente para actuar sobre la proteína.

Es importante considerar que el calor coagulante generado en el proceso de corte con hemostasia, es controlado y de mayor penetración en los tejidos adyacentes, por ser producto de campos electromagnéticos -similar a fisiatría o microondas- en lugar de ser por contacto directo con un elemento caliente o chispas como en el electrobisturí convencional.

Esto explica el fenómeno observado al hacer corte coagulado con unidades de Radiofrecuencia, obteniendo mucha mayor capacidad de control sobre el sangrado con menor necrosis.

En un equipo de Radiofrecuencia el fabricante debe cuidar las formas de onda, tensiones parásitas etc. para evitar que un "pico de tensión" destruya la vena de gases generando chispas.

Estas aparecen por la inflamación de los gases conductores fuertemente impregnados de sales, derivando en molestas quemaduras que destruyen el tejido sin lograr la coagulación.

Trabajando en RADIOFRECUENCIA, se puede cortar y coagular tejidos con mayor o menor daño adyacente, según formas de onda, potencia, características de la unidad en uso, etc.

El corte con hemostasia se logra cuando la onda de radiofrecuencia es discontinua (modulada o interrumpida). Una forma de imaginarlo es similarlo con apagar y encender el aparato unas 10.000 veces por segundo. El efecto buscado es aplicar radiofrecuencia (corte) y luego apagarlo, permitiendo la disminución de la temperatura en los tejidos (hemostasia), para volver a encenderlo.

· CORTE TIPO 1: Es corte PURO, solo un 10 % de hemostasia.

· CORTE TIPO 2: Es corte MEDIO, con un 50 % de hemostasia.

· CORTE TIPO 3: Es corte PLENO, con un 75 % de hemostasia.

LA COAGULACION.

¿Qué es la coagulación?:

Cuando elevamos la temperatura de un tejido vivo por encima de los 50° C comienza a coagularse la proteína. Deja de ser tejido "vivo", si bien conserva muchas de sus características orgánicas.

En la coagulación las cosas son a la inversa, el electrodo debe tocar el tejido, para transmitir la energía en forma "eléctrica" sin por ello producir chispazos o quemaduras.

De esta forma se llega a una coagulación controlada, con mínima temperatura en los tejidos, sin coloraciones oscuras o necrosis de los tejidos.

Ni aún en el caso que el cirujano desee destruir los tejidos por "fulguración" la unidad debe permitir la aparición de "chispas", ya que estas destruyen áreas de tejido en forma incontrolada.-

Las chispas se suelen producir por la ionización de los gases y a veces por la inflamación de las sales presentes en los tejidos que se volatizan por el exceso de tensión (voltios) provocando "cortocircuitos" entre el electrodo y los tejidos.

La aparición de "chispazos" es un indicio de riesgos quirúrgicos posteriores, edemas, pequeñas hemorragias internas, etc. que son producidas por el "tapón" necrótico que fue rechazado y expulsado antes que se produjera la cicatrización del vaso.

Coagular es significativamente distinto de necrosar.

Servicios de Consultorio

Discromias
Enfermedades Ampollosas
Penfigoide Ampolloso
Lesiones de la Boca
Enfermedades Autoinmunes
Micosis Superficiales
Micosis Profundas
  • Esporotricosis
  • Micetoma
  • Cromoblastomicosis
Tumores Malignos
Infección Bacteriana