Miércoles, Octubre 18, 2017
Spanish Catalan English French Galician German Irish Italian Portuguese Russian
Texto
Servicios de Consultorio

Criocirugía

 

aparato_criocirugia criocirugia_termo
probetas criocirugia1

 

 
El aire que respiramos contiene oxígeno y otros gases dentro de los cuales se encuentra el nitrógeno. Para extraerlo, el aire es sometido a un proceso industrial y se obtiene el nitrógeno en forma líquida. En el campo de la medicina , llamado criógeno, es ideal para la eliminación de algunas anormalidades en la piel, permitiendo el tratamiento de lesiones cutáneas benignas, preneoplásicas y neoplásicas.

Este método de tratamiento se conoce como Criocirugía y se basa en la utilización del frío. Con la utilización de recipientes o termos especialmente diseñados y probetas o puntas de aplicación del criógeno, se pueden realizar congelaciones específicas y localizadas al introducir nitrógeno líquido en la zona afectada hasta que ésta se congela y se destruye. Es una técnica sencilla, con un tiempo corto de intervención y sin efectos secundarios, aunque el postoperatorio es más largo

La criocirugía se utiliza desde hace años en tratamientos dermatológicos de lesiones leves de piel (verrugas, lunares), pero su uso en tumores malignos aún no está muy extendido. Aunque se ha demostrado que esta técnica obtiene un elevado porcentaje de éxito en el tratamiento de lesiones más graves como los cánceres de carácter cutáneo mucoso. Los tumores que mejor responden a la criocirugía son los que presentan lesiones de contenido líquido o semisólido, por lo que está especialmente indicada en Carcinomas Basocelulares y Espinocelulares. Sus resultados alcanzan una efectividad entre el 92 al 98 por ciento por lo que son equiparables a los de la cirugía convencional.

También, la criocirugía es una técnica indicada en pacientes con contraindicaciones para la cirugía convencional, como pacientes de edad avanzada que no toleran la anestesia o presentan alteraciones en la coagulación de la sangre, pues es una intervención menos agresiva que la convencional y no precisa entrar al quirófano. Es una técnica que no requiere de una gran infraestructura, por lo que se puede disponer de ella en centros no muy sofisticados, e incluso ambulatorios, lográndose eliminar células anormales como son las que se presentan en verrugas vulgares, lunares de carne, pólipos en el cuello, quistes grasos en párpados, tumores malignos, lesiones precancerosos de la piel, quistes y ciertas formas de acné. .

La técnica es rápida, sencilla, ambulatoria, no requiere anestesia en algunos casos, no produce sangrado, por lo que se convierte en un tratamiento de elección cuando se trata de eliminar alguna de estas lesiones. El procedimiento puede durar entre 15 y 30 minutos y cuando es combinada con radiofrecuencia, o Radiocirugía, la evaporación de las células tratadas logra un óptimo resultado estético, ya que mejorará la calidad de la piel, regenerará su estado y tendrá una mejor apreciación.

La criocirugía, como se conoce a esta técnica del frío, se ha desarrollado ampliamente en estos últimos tiempos y su utilización por manos profesionales experimentadas ofrece una gran ayuda en el campo de la medicina estética y cosmiatría, favoreciendo el tratamiento de manchas, arrugas finas, mejoramiento de calidad de piel mediante la humectación e hidratación, así como el mantenimiento de la lozanía y tersura del cutis.

Servicios de Consultorio

Discromias
Enfermedades Ampollosas
Penfigoide Ampolloso
Lesiones de la Boca
Enfermedades Autoinmunes
Micosis Superficiales
Micosis Profundas
  • Esporotricosis
  • Micetoma
  • Cromoblastomicosis
Tumores Malignos
Infección Bacteriana